Los alumnos de 1° año realizaron su primer campamento escolar en Zumerland, localidad de Carlos Keen, Provincia de Buenos Aires, del 17 al 19 de mayo. Acompañados por el grupo de líderes de 5° año en el recorrido y las actividades recreativas, resultó una experiencia sumamente enriquecedora para la conformación del grupo.

Los viajes son fundamentales para nuestra propuesta pedagógica. Se trata de una experiencia relevante para el proceso de aprendizaje porque viajar implica recorrer, conocer y explorar, abrirse ante la novedad de otras regiones, contactarse con la naturaleza, con otras personas, con otros modos de vida y emocionarse.

Cuando el viaje se hace con la escuela, esta experiencia educativa se convierte en una oportunidad, tanto para estudiantes como para nosotros -profesores y educadores-, de aprender a convivir con otros, cumplir roles diferentes y revitalizar las relaciones desde una perspectiva distinta. Además, este intercambio turístico fuera del ámbito familiar propone situaciones de aprendizaje significativo vinculadas con el respeto por las diferencias y la
adaptación a nuevas normas.

El objetivo del viaje para los estudiantes de 1° año es facilitar una experiencia que les permita conocer a cada uno de sus compañeros del grupo; incorporar normas de convivencia y comprender la importancia de la acción colectiva; consolidar y construir una identidad colectiva contemplando las individualidades de cada uno. Es una instancia donde se pone en juego el salirse de la percepción individual para construir una identificación grupal.

Los estudiantes participaron del campamento del 17 al 19 de mayo y resultó una experiencia sumamente enriquecedora para la conformación del grupo. Realizaron diferentes actividades recreativas junto al grupo de líderes de 5° año que los acompañó en el recorrido, Martín Lucci, coordinador de viajes, Cintia Cayssials y Gabriel Dozetas.